Movimiento Misionero Mundial en Argentina

HIERRO CON HIERRO SE AGUZA

HIERRO CON HIERRO SE AGUZA

“HIERRO CON HIERRO SE AGUZA; Y ASÍ EL HOMBRE AGUZA EL ROSTRO DE SU AMIGO.” Proverbios 27:17

Si te has criado en una familia donde la confrontación sólo dejaba heridas, tal vez te hayas acostumbrado “a andar siempre de puntillas”. Es una pena, porque “el hierro con hierro se aguza”, y hay momentos determinados en los sí que se debe confrontar, como:

(1) Cuando el no hacerlo haga daño a los demás. Pablo escribe: “Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar.” (Gálatas 2:11)¡Vaya! ¡El duelo de los titanes! Escucha de nuevo: “Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba,porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos” (Gál 2:12,13).

(2) Cuando alguien se esté conformando con demasiado poco. Una mujer compró un par de candelabros en un mercadillo por un euro. Convencida de que eran de peltre, los llevó a casa, les quitó el polvo y los colocó sobre la mesa. Un día, una amiga que trabajaba con antigüedades se pasó por allí: “¿Cuándo vas a limpiar esos candelabros?”, le preguntó. “¿Qué quieres decir?”, replicó la mujer, ”¡Ayer mismo les quité el polvo!” “¿Les quitaste el polvo?”, se rió la amiga. “Tienes que pulirlos y sacarles brillo. ¡Son de plata!” Las dos mujeres entonces cogieron abrillantador y trapos limpios y se pusieron manos a la obra, hasta que la capa de suciedad salió y reveló un par de candelabros de plata relucientes. La confrontación, de la forma adecuada, elimina el deslustre que nos impide brillar como Dios quiere que brillemos. Pídele hoy a Dios que te dé la voluntad de confrontar, y cuando sea necesario, ser confrontado. ¡Tu crecimiento depende de ello!

Fuente:devocionalescristianos.org

Comentarios: